AVISO PARA COMENTARIOS SIN IDENTIFICACION Y RACISTAS

Todos los Comentarios que se viertan en este Blog deberan de contener datos Identificaivos de la Persona que los hace y cuando contengan Indices de Racismo y descalificacion a etnia,Raza,o Cultura estos seran eliminados automaticamente por el sistema y por defecto quedara la ip registrada en la base de datos de Google con el fin de tramitacion al departamento Policial competente para que proceda a su Investigación ya que el Racismo esta penado por ley en el Estado Español.


lunes, 25 de marzo de 2019

DIA INTERNACIONAL DE PUEBLO GITANO 8 DE ABRIL

8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano - 1, Foto 1"Llega como cada Año la fecha de día 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano, que ya se atreven a Celebrar muchos Ayuntamientos de la Región, pero algunas veces sin contar con las Entidades Gitanas.
El Día 8 de Abril es una Fecha para Revindicar y conmemorar, el año 1971 en un Congreso de Londres se reunían varios Activistas Gitanos y revindicaban que el Pueblo Gitano tenia que ser reconocido como tal , y fue allí cuando se hizo la Bandera Gitana y su Himno , el Gelem Gelem… Los Gitanos y Gitanas somos los Principales protagonistas de este día, no dejarse manipular ni politizar el acto de celebración.
Los manifiestos que se lean en plazas y lugares deben ser leídos y hechos por gitanos o Gitanas, no permitir que nadie No-gitano haga vuestro trabajo.
Sacar la Bandera Gitana a vuestras ventanas y balcones este día y enarbolar la y lucirla como el mayor estandarte que nos Representa al Pueblo Gitano a nivel Universal.
Este año debe ser nuestra Petición para erradicar el ANTIGITANISMO que cada día sufrimos por el mero hecho de ser Gitanos que a veces se convierte en un acto racista y xenófobo en toda regla, Estamos en unas fechas bastante propensas a que la parte política y los partidos políticos se acuerden de que estamos aquí , esto lo suelen hacer cada cuatro años, por que casi ya estamos en campaña electoral y algunos querrán aprovechar el filón del 8 de Abril para acercarse a nosotros con animo de sacar votos para sus Urnas.
Mi Consejo como activista Gitano para todas las entidades Gitanas y los gitanos de a pie ,es que tengamos conciencia de que este día, solamente nos pertenece a los gitanos y gitanas y debemos de ser los principales protagonistas de los actos que se organicen y por otro lado también es que el día 8 de abril, es el día 8 y no se debe cambiar por convivencia, por que cada 25 de diciembre es navidad y nadie cambia esta fecha por que caiga lunes u domingo, pues igual el día Internacional del Pueblo Gitano es el 8 de abril y no otro.
Entre todos tenemos el compromiso de dar ha conocer nuestra cultura y fomentar el entendimiento de los Pueblo y trabajar por erradicar estereotipos y como no ser conscientes de que hoy día el Antigitanismo es una realidad patente y una lacra hacia el Pueblo Gitano y todos tenemos que trabajar para que esto no siga sucediendo."

miércoles, 13 de marzo de 2019

GITANOS TIENEN QUE ESTAR EN POLITICA EDITADO POR JUAN DE DIOS REMIREZ HEREDIA

ES LA HORA DE LA MUJER GITANA
Esta es una oportunidad que brindamos a los grandes partidos de ámbito nacional.
Es el compromiso que adquiere UNION ROMANI como organización gitana, libre, plural y democrática que representa a una buena parte de los gitanos de España.
Queremos, pedimos, exigimos que el Partido Popular (PP), el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Ciudadanos (C’s) y Podemos cuenten con nosotros e incorporen en sus listas al Congreso de los Diputados a representantes de nuestra comunidad. Petición que hacemos extensiva a otras formaciones políticas con expectativas de obtener representación en el Congreso de los Diputados o cuyo ámbito de actuación sea más restringido del que corresponde a toda la nación.
En España somos una gran minoría compuesta por unas 750.000 personas. Lo que supone que somos un potencial electoral muy importante. Si los partidos políticos quieren nuestros votos tendrán que comprometerse ofreciéndonos algo más que palabras o buenas intenciones.
¿A quién votan los gitanos?
Durante muchos años, especialmente cuando la democracia española daba sus primeros pasos, los gitanos españoles votaban mayoritariamente al partido político donde yo militaba. Tengo constancia de que muchos de ellos decían: “Yo voto al partido donde está Juan de Dios. Si él está ahí, eso es lo que más nos puede beneficiar”. No se olvide que en 1977 el índice de analfabetismo de los gitanos españoles era del 80%. Cifra espeluznante.
Pero hoy, gracias a Dios, las cosas han cambiado. El analfabetismo gitano ronda el 10% y va camino de desaparecer. El número de gitanos y gitanas con estudios superiores, o que están en fase de adquirirlos, son más de 500 ―de los que aproximadamente el 60% son mujeres gitanas― y es muy significativa la cantidad de gitanos y gitanas que militan en partidos políticos o que han demostrado un interés de lucha y compromiso con alguna de las formaciones políticas de nuestro país.
La lucha contra el abstencionismo
Todos los comentaristas políticos y los profesionales de la demoscopia electoral aseguran que el abstencionismo en las elecciones andaluzas ha sido el causante del descalabro que han sufrido los partidos tradicionales que durante tantos años han representado a los ciudadanos de aquella tierra. Y los gitanos no han ido a votar porque no nos hemos sentido adecuadamente representados en las instituciones. Se cumplía, una vez más, el sabio refrán castellano: “Una cosa es predicar y otra dar trigo”.
Cuando los gitanos y las gitanas reclamamos un lugar en sus listas no estamos pidiendo nada del otro mundo o que suponga una alteración de las normas democráticas de funcionamiento de los partidos. Recuerdo que en unas jornadas de estudio que propicié en el Parlamento Europeo y que celebramos en La Haya, sobre la representación de los ciudadanos en las instituciones, logré que los secretarios Generales de los partidos políticos españoles firmaran un documento ―que los tengo en mi poder― en el que se comprometían a favorecer la inclusión en sus listas electorales, en puestos de salida, de ciudadanos y ciudadanas de las minorías más significativas del país. La consecuencia de no haber cumplido con ese compromiso la estamos viendo.
El 28 de abril nos brinda una magnífica oportunidad
¿Qué pasará el 28 de abril cuando se cierren los colegios electorales? No es extraño pensar que hay tanta expectación por ese resultado como lo hubo en los primeros años de la transición a la democracia. Está todo revuelto. Líbrenme de reseñar la lista de “circunstancias nuevas” que no se habían dado en anteriores comicios. Pues añadamos una más: la presencia de algunos gitanos y gitanas allí donde se hacen las leyes y donde se puede levantar la voz para denunciar las injusticias y las dificultades por las que atraviesan quienes son la parte más débil de la sociedad.
Y para que nadie pueda decir que no sabe dónde echar la caña me permito señalar, indiscriminadamente, que se fijen en el lago del Partido Popular, del PSOE, de Ciudadanos y de Podemos. En esas aguas pueden encontrar candidatas gitanas tan valiosas como las siguientes:
(Foto)
Beatriz Carrillo de los Reyes. Antropóloga. Es Presidenta de Amuradi (Asociación de Mujeres Gitanas Universitarias de Andalucía) y Presidenta de Fakali (Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas a nivel Estatal). Vicepresidenta segunda del Consejo Estatal del Pueblo Gitano. Representa la nueva generación del movimiento feminista gitano, trasladando un discurso valiente, rompedor e innovador que supone un anticipo de futuro sin dejar de ser gitana.
(foto)
Sara Giménez Giménez. Es abogada y destaca por su labor en la defensa del pueblo gitano. Además lucha contra las desigualdades que sufren las minorías por su etnia u orientación sexual. Estudió Derecho en la Universidad de Zaragoza ​ y completó sus estudios realizando un Postgrado en Derechos Humanos por la Universidad del País Vasco. Tiene estudios especializados sobre menores, extranjería y derecho penal entre otros.
(foto)
Silvia Heredia Martín. Es licenciada en ciencias del trabajo por la Universidad de Córdoba y máster en prevención de riesgos laborales, y diplomada en Relaciones Laborales por la Universidad Pablo de Olavide. Ha sido Diputada por Sevilla y Concejal del ayuntamiento de Écija.
Pero hay más, muchas más, de las que iremos dando cuenta próximamente.
Y si no las fichan, todos los españoles saldremos perdiendo.
Juan de Dios Ramírez-Heredia
Abogado y periodista

viernes, 19 de octubre de 2018

Ayuntamiento y FAGA renuevan su compromiso por sexto año consecutivo con el programa Edukalo

El programa Edukalo, instaurado hace seis cursos en San Pedro del Pinatar se basa en un programa de talleres socio educativos ademas del seguimiento academico y escolar

La alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez, y el presidente de la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas (FAGA) en la Comunidad Valenciana, Ramón Fernández Fernández, han suscrito hoy un convenio de colaboración para el desarrollo del programa de apoyo educativo Edukalo, en colaboración con las concejalías de Educación y Voluntariado.


En virtud de este acuerdo, el plan Edukalo se incluye en las medidas del Plan municipal de Prevención y Control del Absentismo (PAE), a través de talleres socio-educativo de seis horas semanales con un total de 25 niños gitanos y la mediación con centros y familias.  

Para el desarrollo de estos talleres, que se desarrollan en el Centro de
Ocio y Artes Emergentes, FAGA cuenta con la colaboración del plan de Voluntariado Local. Además, la concejalía de Educación ha donado material escolar para los trabajos de los niños incluidos en este programa.

Este proyecto está, desde este año, financiado íntegramente por la consejería de Igualdad y Política Social de la Región de Murcia, con 22.458 euros, a través de los proyectos sociales de la X Solidaria del IRPF.

Visitación Martínez ha resaltado el buen resultado que teniendo a lo largo de los años este programa entre el alumnado gitano en San Pedro del Pinatar que, a nivel global, asciende a 216 niños y jóvenes escolarizados en los diferentes niveles educativos. 

martes, 16 de octubre de 2018

ENTREVISTA SILVIA AGUERO



ENLACE DE VIDEO:https://www.levante-emv.com/multimedia/videos/club-diario/2018-10-13-154606-entrevista-silvia-aguero.html

Niñas Gitanas en edukalo


UN PARLAMENTO HASTA AHORA INCOMPLETO

Elecciones en Andalucía
UN PARLAMENTO HASTA AHORA INCOMPLETO
Sin gitanos y sin gitanas. Esa es la verdad. Ese es el gran agravio que se nos infringe a los más de 350.000 ciudadanos que somos andaluces de pleno derecho. La falta de representantes de la comunidad gitana en el Parlamento andaluz, en un territorio donde viven la mitad de los gitanos y gitanas españoles, supone una falta de consideración por parte de los partidos que concurren a las elecciones y un comportamiento de infinita torpeza política como hasta ahora se ha demostrado.
La Junta Directiva de la Unión Romaní, cuya implantación en Andalucía es sumamente significativa, siempre se ha manifestado dolida por la falta de respuesta con que los dirigentes políticos han reaccionado a nuestra petición constante de que se incluyeran en sus listas electorales a ciudadanos gitanos y gitanas, militantes de sus partidos o que sin serlo gozaran del prestigio y la aceptación suficientes no solo de los miembros de la comunidad gitana sino de amplias capas de la ciudadanía andaluza. Ni caso. Por eso no queremos dejar pasar en esta ocasión la oportunidad que se nos presenta de hacer pública nuestra protesta y al mismo tiempo nuestra petición.
Andalucía no es la tierra de las tres culturas
Sino de las cuatro. No solo las de las tres tácitamente reconocidas como son la cristiana, la musulmana y la judía. Falta la cultura gitana. Es verdad que los gitanos llegamos los últimos al territorio andaluz ―1462 fue el año en el que el Condestable don Miguel Lucas de Iranzo recibió en Andujar (Jaén) a la primera caravana de gitanos capitaneada por el Conde Tomás ― pero no es menos cierto que nuestra presencia ha sido el gran revulsivo que ha sido capaz de transformar a aquella sociedad inconexa, muy dividida territorial y políticamente, y a la que aún le faltaban 30 años para que los Reyes Católicos entraran en Granada y diera comienzo al nacimiento de una nueva realidad política, fuerte y unida llamada España.
Llevamos más de 500 años viviendo en Andalucía y la Andalucía actual se parece muy poco a la que construyeron los cristianos y los musulmanes en la Edad Media. La profesora de historia medieval Gloria Lora dice que es un mito referirse a las tres culturas como ejemplo de convivencia. “Una cosa es convivir pacíficamente, y otra cosa es coexistir. Cristianos y musulmanes conformaban las sociedades que coexistían en la Edad Media sobre el suelo andaluz, pero estaban enfrentados y se negaban mutuamente los unos a los otros.” Con la comunidad judía las cosas fueron muy diferentes porque ellos fueron expulsados de España en 1492 y de Portugal en 1496. Sus bienes fueron confiscados y repartidos entre la nobleza y el clero, pero a partir de entonces poco pudieron hacer para configurar la nueva Andalucía. Nos han quedado las juderías y el recuerdo de su mejor época de esplendor cuando Al-Andalus, bajo el dominio de Abderramán III, permitió el florecimiento de su cultura que culminó en la figura de Maimónides durante el periodo almohade.
Los gitanos llegamos a Andalucía unos años antes de que se produjera la expulsión de los judíos y por múltiples razones, que aquí sería imposible de exponer, se produce el arraigo que ha culminado con la certeza de no saber si los gitanos están andaluzados o los andaluces agitanados.
Ser gitano o gitana en Andalucía imprime carácter
No existe en Andalucía una corriente de pensamiento popular en el que los ciudadanos se identifiquen, en términos generales, con los musulmanes. Se les respeta, ¡no faltaba más!, pero nunca he oído a nadie decir: “mi abuelo era musulmán o yo soy mitad cristiana y mitad musulmana”. Y lo mismo sucede con la comunidad judía. Sin embargo no sería arriesgado afirmar, como dice el nuevo doctor en Derecho Diego Luis Fernández, gitano y andaluz de pura cepa, que “Andalucía también es gitana”.
Lo gitano impregna de forma evidente la cultura andaluza y configura un modelo de ciudadanía peculiar. No hace demasiado tiempo se produjo en España un intenso debate sobre si el fenómeno de la inmigración masiva que se experimentó en el país debía canalizarse a través de las reglas que establece la multiculturalidad o bien por las que definen la interculturalidad. Debo decir que he participado en más de un debate sobre cuál de los dos modelos convenía más a la nueva estructuración poblacional a la que se abocaba España. Yo nunca lo dudé. Desde el primer momento me decanté por el modelo intercultural. Primero porque la interculturalidad ha sido la que ha hecho posible el modelo de convivencia que con enorme éxito se ha implantado en Andalucía. Segundo, porque siendo gitano he podido comprobar como “lo gitano” ha llegado a formar parte de las entretelas del pueblo andaluz. Hasta la UNESCO llegó tarde a la hora de definir la interculturalidad, porque los andaluces llevábamos practicándola al menos desde que los primeros gitanos entraron en Jaén hace ya más de cinco siglos. “La interculturalidad ―así la define el alto organismo de las Naciones Unidas―se refiere a la presencia e interacción equitativa de diversas culturas y la posibilidad de generar expresiones culturales compartidas, adquiridas por medio del diálogo y de una actitud de respeto mutuo.”
¿Cómo se puede ser Diputado o concejal en España?
Llevo muchos años librando la batalla, hasta donde puedo alcanzar, del cambio de la Ley Electoral que rige en nuestro país. Hasta que se dictó la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, nos hemos venido rigiendo por el Real Decreto-ley de 1977 que estableció la forma de elección de los primeros diputados y senadores de la democracia. Yo asistí al alumbramiento de aquella Ley preconstitucional gracias a la información que nos transmitía el profesor Jiménez de Parga. Sin duda fue una Ley buena y necesaria. Gozó de la bendición de Felipe González, de Santiago Carrillo, de Manuel Fraga, de Adolfo Suárez, de Jordi Pujol y de Javier Arzallus pero todos ellos dijeron, sin excepción, que cuando el pueblo español se diera a sí mismo una Constitución aprobada en referéndum se procedería a la elaboración de una Ley Electoral hecha con las aportaciones de los nuevos diputados y senadores que estaban por llegar. Y no ha sido así hasta 1985 en que se dio cumplimiento al artículo 81 de la Constitución que establece la necesidad de que las Cortes Generales aprueben, con carácter de orgánica, una Ley que regule el régimen electoral general.
A lo largo de mi dilatada vida política he recibido muchas presiones de gitanos y gitanas altamente concienciados animándome a crear un partido político gitano. Siempre me he negado. En primer lugar porque en España costaría mucho entender la existencia de un partido étnico. En otros países esa dificultad no existe, pero aquí somos como somos y pare usted de contar. En segundo lugar mi negativa está justificada porque con la actual Ley Electoral no se alcanzaría ninguno de los objetivos de representación a los que legítimamente podemos aspirar. En resumen debo manifestar que a mí, en términos generales, la Ley Electoral que me gusta para el Congreso de los Diputados es la que rige en Alemania para el Bundestag y para las municipales la francesa.
Si quieren contar con nuestros votos deberían contar también con nuestros candidatos.
Después de 40 años de vida democrática es incomprensible que el Parlamento de Andalucía no haya contado jamás con un Diputado o Diputada gitanos cuando en otras autonomías, Comunidad Valenciana y Extremadura, sí los han tenido. Es un hecho incomprensible para muchos gitanos y gitanas que militan en partidos andaluces que tienen representación parlamentaria, como lo es para mí también.
No soy enemigo de “las primarias” aunque estoy convencido de que las carga el diablo. Por eso quiero el régimen electoral alemán que es el que permite que los partidos puedan llevar en sus listas a hombres y mujeres de reconocida valía, no solo para que atraigan votos entre quienes tienen ascendencia, sino para que luego, en la labor legislativa, opinen con conocimiento y aporten soluciones viables a los problemas de los que tienen un conocimiento privilegiado.
Hace años que me lo vienen diciendo, especialmente la generación de jóvenes gitanos bien formados. Titulados y profesionales cualificados que reclaman ser protagonistas de su destino:
― Tío Juan de Dios, parece que los partidos políticos solo quieren nuestros votos. Durante las campañas electorales todos vienen a vernos. Incluso usted mismo lo ha hecho durante tantos años. Pero ¿no cree usted que ya ha llegado la hora de que también nos den la oportunidad de que seamos nosotros los que levantemos la voz en el Parlamento, como usted lo hizo durante tanto tiempo en Madrid y en Estrasburgo?
Y llevan razón. En las pasadas elecciones andaluzas se quedaron en su casa, pasando olímpicamente de las urnas, 2.266.104 ciudadanos. Y yo me pregunto y pregunto a los líderes políticos andaluces: ¿Acaso 350.000 gitanos y gitanas andaluces, que suponen el 4,3% de la población de Andalucía, no merecen un puesto de salida en sus listas que les garanticen la presencia de una voz autorizada perteneciente a una población tan numerosa como cualificada en nuestra tierra? ¡Piénsenlo!
Juan de Dios Ramírez-Heredia
Abogado y periodista
Presidente de Unión Romaní